Para saber más sobre los Centros de Tratamiento de Cólera haz click en la imagen de arriba.

Desinfección

Desinfección

© Sally McMillan/MSF

Cada vez que alguien entra a un CTC sumerge los pies en un recipiente de agua clorada para su desinfección. Las manos también deben lavarse. Los pacientes son evaluados y conducidos a tratamiento. Sus ropas se lavan en una solución de cloro, y si se dispone de una ducha, pueden lavarse el cuerpo después de recibir tratamiento.


Gestión de Residuos

Gestión de Residuos

© Robin Meldrum/MSF

Los residuos contaminados se incineran y/o entierran en una fosa para controlar la propagación del cólera. En este procedimiento se incluyen residuos blandos (como la ropa y el plástico), objetos cortopunzantes (como vidrio y agujas) y residuos orgánicos.


Letrinas

Letrinas

© Erico Hille

El uso de letrinas garantiza que cualquier residuo de origen humano ha sido recogido, ayudando a prevenir la propagación del cólera.


Agua potable

Agua potable

© Cecile Dehopre/MSF

El suministro de agua potable es esencial debido a que el tratamiento supone la rehidratación de los pacientes tras la cantidad de fluidos perdidos a través de la diarrea y el vómito. El agua debe estar clorada para asegurar que el nivel de bacterias es apto para el consumo humano.


Camas especiales

Camas especiales

© Susan Sandars/MSF

Los pacientes con cólera aguda reciben tratamiento en camas especiales que permiten expulsar los excrementos a través de un agujero y depositarlos en un cubo ubicado en la parte inferior. A un costado de la cama también hay un cubo para los pacientes que sufren vómitos. Los recipientes se cambian regularmente y se desinfectan con cloro, mientras los residuos se desechan higiénicamente. Un equipo sanitario dedicado exclusivamente a estas labores es el encargado de asegurar que todos los recipientes se limpian y desinfectan adecuadamente con cloro.


Hidratación

Hidratación

© MSF

Los pacientes con síntomas severos son hospitalizados en el área de casos agudos del CTC, donde reciben un tratamiento que incluye la administración de solución salina por vía intravenosa para su rehidratación. Cuando su estado mejora, se les suministran Sales de Rehidratación Oral (SRO) mezcladas con agua. Los pacientes de alto riesgo -como por ejemplo los niños, adultos mayores y mujeres embarazadas- son tratados con antibióticos y suplementos como el Zinc.


Recuperación

Recuperación

© Sven Torfinn

Cuando su estado mejora, los pacientes son trasladados a un área específica donde reciben tratamiento con Sales de Rehidratación oral (SRO) y se monitorea su situación hasta el momento en que se hayan recuperado totalmente.


Administración y Suministros

Administración y Suministros

© MSF

El personal logístico se encarga de garantizar que haya siempre cantidad suficiente y disponible de suministros médicos. Entre ellos, son especialmente importantes las Sales de Rehidratación Oral (SRO), cloro, agua, soluciones salinas y material intravenoso. El personal médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) en los CTC sigue los protocolos recomendados para asegurar que los centros funcionen eficazmente y, por tanto, que los pacientes reciban el mejor tratamiento posible.


Estructura de un CTC

Un Centro de Tratamiento de Cólera pueden ser distribuido de diferente manera, sin embargo, la estructura básica es siempre la misma. Abajo puede verse un ejemplo simplificado de la estructura de un CTC con 100 camas para casos agudos, 30 para observación y otras 30 para recuperación.
Estructura de un CTC
1. Entrada y area de desinfección
2. Tiendas de observación
3. Área de personal (cocina, lavandería, suministros, etcétera)
4. Tiendas de hospitalización de casos agudos
5. Tiendas de recuperación
6. Salida y desinfección
7. Morgue
8. Gestión de residuos
9. Área de desinfección