Para saber más sobre los Centros de Tratamiento de Cólera haz click en la imagen de arriba.

Desinfección

Desinfección

© Sally McMillan/MSF

Cada vez que alguien entra a un CTC sumerge los pies en un recipiente de agua clorada para su desinfección. Las manos también deben lavarse. Los pacientes son evaluados y conducidos a tratamiento. Sus ropas se lavan en una solución de cloro, y si se dispone de una ducha, pueden lavarse el cuerpo después de recibir tratamiento.


Gestión de Residuos

Gestión de Residuos

© Robin Meldrum/MSF

Los residuos contaminados se incineran y/o entierran en una fosa para controlar la propagación del cólera. En este procedimiento se incluyen residuos blandos (como la ropa y el plástico), objetos cortopunzantes (como vidrio y agujas) y residuos orgánicos.


Letrinas

Letrinas

© Erico Hille

El uso de letrinas garantiza que cualquier residuo de origen humano ha sido recogido, ayudando a prevenir la propagación del cólera.


Agua potable

Agua potable

© Cecile Dehopre/MSF

El suministro de agua potable es esencial debido a que el tratamiento supone la rehidratación de los pacientes tras la cantidad de fluidos perdidos a través de la diarrea y el vómito. El agua debe estar clorada para asegurar que el nivel de bacterias es apto para el consumo humano.


Camas especiales

Camas especiales

© Susan Sandars/MSF

Los pacientes con cólera aguda reciben tratamiento en camas especiales que permiten expulsar los excrementos a través de un agujero y depositarlos en un cubo ubicado en la parte inferior. A un costado de la cama también hay un cubo para los pacientes que sufren vómitos. Los recipientes se cambian regularmente y se desinfectan con cloro, mientras los residuos se desechan higiénicamente. Un equipo sanitario dedicado exclusivamente a estas labores es el encargado de asegurar que todos los recipientes se limpian y desinfectan adecuadamente con cloro.


Hidratación

Hidratación

© MSF

Los pacientes con síntomas severos son hospitalizados en el área de casos agudos del CTC, donde reciben un tratamiento que incluye la administración de solución salina por vía intravenosa para su rehidratación. Cuando su estado mejora, se les suministran Sales de Rehidratación Oral (SRO) mezcladas con agua. Los pacientes de alto riesgo -como por ejemplo los niños, adultos mayores y mujeres embarazadas- son tratados con antibióticos y suplementos como el Zinc.


Recuperación

Recuperación

© Sven Torfinn

Cuando su estado mejora, los pacientes son trasladados a un área específica donde reciben tratamiento con Sales de Rehidratación oral (SRO) y se monitorea su situación hasta el momento en que se hayan recuperado totalmente.


Administración y Suministros

Administración y Suministros

© MSF

El personal logístico se encarga de garantizar que haya siempre cantidad suficiente y disponible de suministros médicos. Entre ellos, son especialmente importantes las Sales de Rehidratación Oral (SRO), cloro, agua, soluciones salinas y material intravenoso. El personal médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) en los CTC sigue los protocolos recomendados para asegurar que los centros funcionen eficazmente y, por tanto, que los pacientes reciban el mejor tratamiento posible.


¿Qué es MSF?

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización humanitaria internacional que provee gratuitamente asistencia médica de emergencia a poblaciones en riesgo en más de 70 países. En los lugares donde las estructuras de salud son insuficientes o incluso inexistentes, MSF colabora con autoridades como el Ministerio de Salud para asistir a la población. MSF trabaja en rehabilitación de hospitales y dispensarios, programas de vacunación y proyectos de agua y saneamiento. Asimismo, la organización ofrece sus servicios en centros de salud remotos y en suburbios, a la vez que forma al personal local de los países en los que trabaja. Todas estas actividades tienen por objetivo reconstruir las estructuras sanitarias y que funcionen en condiciones aceptables.

Sensibilización

En el marco de sus actividades, MSF tiene, asimismo, el objetivo de sensibilizar a la población acerca de las crisis humanitarias. Para ello, la organización da testimonio y denuncia, en privado o en público, la difícil situación de las poblaciones vulnerables para las que trabaja. MSF pretende aliviar el sufrimiento humano, proteger la vida y la salud y restaurar y garantizar el respeto a los seres humanos y sus derechos fundamentales.

Apenas un mínimo porcentaje de las poblaciones que se encuentran en situación de vulnerabilidad obtiene la atención de los medios. Los equipos de MSF viajan a lugares que muchas personas no han oído siquiera mencionar, para asistir a las víctimas de desastres de origen natural o humano. Los trabajadores humanitarios de MSF tienen una historia que contar cuando vuelven de misión y dan testimonio de lo que han visto, con base en sus experiencias.

Para MSF sensibilizar a la población es una tarea importante. Los trabajadores humanitarios conceden entrevistas e imparten conferencias cuando les es posible. Las secciones de MSF en todo el mundo facilitan la organización de reuniones para grupos y personas que quieren dirigirse a sus comunidades de origen. MSF también organiza exposiciones y, de vez en cuando, publica documentos con el objetivo de sensibilizar.

Parte del trabajo de MSF consiste en abordar cualquier tipo de violación a los derechos humanos detectada por los equipos en el terreno y perpetrada o apoyada por actores políticos. Lo hace confrontando a los propios responsables, ejerciendo presión sobre ellos mediante la movilización de la comunidad internacional y emitiendo información de dominio público. A fin de evitar que las actividades de asistencia se vean comprometidas o sean manipuladas, MSF mantiene la independencia y neutralidad ante cualquier gobierno y financia sus actividades a través de contribuciones del público en general. De esta manera, MSF garantiza el acceso de las poblaciones a la asistencia humanitaria en igualdad de condiciones, sin consideraciones económicas, políticas o religiosas.

MSF ofrece ayuda médica de emergencia en todo el mundo desde 1971.